martes, 17 de enero de 2012

Cuenca del Desaguadero

Se trata de una de las cuencas hidrográficas más extensas del país, pues recibe los aportes de unos 260.000 km2 (color amarillo en el gráfico). Como se puede notar, antiguamente el Desaguadero era un afluente del río Colorado (cuenca marcada en color naranja). Pero hace ya más de 100 años el endicamiento de sus propios afluentes, en San Juan y en Mendoza, hace que se pierda en el NO pampeano y sólo en condiciones excepcionales (grandes crecidas, alguna vez cada tantas décadas) llegue a su destino original. Esto generó conflictos legales entre los gobiernos pampeano y mendocino (nunca resueltos) acerca del derecho al uso del agua.

El nombre del río alude a que en él vierten sus aguas las lagunas de Guanacache, insólito humedal (zona pantanosa y con múltiples lagunas) en medio del desierto, en el límite entre Mendoza y San Juan (extremo NE mendocino, SE sanjuanino). Estas lagunas reciben el aporte del río Mendoza, que poco antes recibe a su vez las aguas del San Juan.


Pero las nacientes verdaderas de este curso hídrico se hallan mucho más al N, en la ladera S del volcán llamado Cerro Bonete, en el NO riojano (ver entrada correspondiente a los Andes Áridos). Desde pequeños arroyuelos surge el río Vinchina, que avanza a través de las quebradas que debió crearse (foto) para continuar su camino rumbo al S, hasta llegar a territorio sanjuanino. Allí su principal afluente es el Jáchal.





Desde la zona de Guanacache hacia el S, el río (ya llamado Desaguadero) es límite entre las provincias de San Luis y Mendoza (foto inferior).


Para interpretar con detalle esta cuenca hidrográfica sería muy útil revisitar todas las entradas correspondientes a los Andes Áridos.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada